Prevención también para nuestras espaldas

Un año más, seguimos formando e informando a los alumnos de FP sobre los riesgos laborales más probables vinculados a sus futuros puestos de trabajo.

Este año, como otros, hemos hablado de los accidentes que podemos tener, como prevenirlos y las primeras actuaciones. Pero, la mayoría de veces, cuando al principi de las charlas hablo con ellos y les pregunto cuáles creen que son, pocos son los que incluyen las lesiones de espalda entre ellos.

Parece que en puestos de trabajo tipo administrativo, si tienen más claro la sobrecarga que supone el mantener una postura durante cierto tiempo, aunque sea en sedestación, y las consecuencias de no adoptar las posiciones más correctas o diseñar adecuadamente nuestro puesto de trabajo.

En cualquier situación que nos encontremos: de pie, sentados, levantando un peso… nuestra espalda no descansa. Habrá veces que sobrecargamos más la zona cervical, o la dorsal o la lumbar, pero siempre está trabajando en general. Por eso es importante cuidarla, porque posiblemente no nos cree una situación de urgencia como un corte o una contusión, pero su lesión, por posturas o esfuerzos repetidos, va creciendo a lo largo de los años y puede resultar incapacitante tanto para nuestra vida laboral como personal.

enfermeria escolar ESPE

Llevar una vida activa y realizar deporte para tener una espalda y zona abdominal fuerte, realizar ejercicios de estiramiento, tener una buena higiene postural y descanso… son pequeños hábitos que debemos integrar en nuestra vida diaria.

 

Hoy por ejemplo han hecho una pregunta interesante acerca de la responsabilidad para con los demás a la hora de desempeñar sus labores. Este obviamente es otro tema, pero la conclusión y lo que he intentado hacerle ver es que la responsabilidad con uno mismo es a veces más difícil de identificar y de llevar a cabo, cuando no menos importante. Que tenemos que aprender a querernos y aprender a cuidarnos 🙂

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

Anuncios

Un comentario en “Prevención también para nuestras espaldas

  1. Muy bueno el artículo. La última frase es una verdad como un templo y no la solemos poner en práctica hasta que tenemos un susto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s