Ante un atragantamiento…

Un atragantamiento es una situación bastante frecuente, que puede suponer un riesgo para la vida si no se soluciona, por sí solo o con ayuda de un tercero.

En casa, en el cole, en la calle… en cualquier lugar en el que podamos estar comiendo algo, se puede dar esta circunstancia, por lo que es útil conocer cuatro pasos que debemos dar para poder ayudar en estos momentos:

  1. SI la persona atragantada tose, le animaremos a que siga haciéndolo, ya que la tos es el mecanismo más eficaz en estos casos.
  2. Cuando ya no pasa el aire y la persona es incapaz de seguir tosiendo (momento en el que suele aparecer el signo de ahogo, llevándose la mano a la garganta) daremos 5 golpes interescapulares (en la zona alta de la espalda) con el talón de nuestra mano. Debemos buscar la ayuda de la gravedad para expulsar lo que esté alojado en la garganta, inclinando el tronco de la persona ligeramente hacia delante.
  3. Si con esta maniobra no expulsa el cuerpo extraño, pasaremos a realizar la maniobra de Heimlich o abrazo del oso: desde detrás, abrazaremos el tronco de la persona par ir a colocar nuestras manos justo bajo el esternón (en la “boca del estómago”) donde comprimiremos con ambas manos de golpe hacia dentro y hacia arriba, para irritar el diafragma. Colocaremos normalmente bajo la mano dominante con la prominencia del pulgar hacia el tórax.
  4. Continuaremos con esta maniobra hasta que consigamos la expulsión o la persona quede inconsciente, momento en el que empezaríamos las maniobras de RCP, sin olvidar alertar al 112 y, si tuviéramos a disposición, utilizaremos dispositivos contra el atragantamiento como el dechoker .

 

La técnica varía un poco si hablamos de niños (donde los pasos son similares pero debemos asegurarnos colocarnos a su altura a la hora de realizar la maniobra de Heimlich) o con bebés (donde cambian todos los pasos, ya que se alternan los 5 golpes intercostales, adecuados en fuerza al tamaño del bebé, con compresiones torácicas, vigilando la posición para que la cabeza quede siempre más baja: a ver si puedo realizar unas fotos y escribir otro post más adelante).

También cambia si nos encontramos solos, donde intentaremos realizar un auto-Heimlich con un reborde que tengamos a mano: silla, mesa… o si debemos socorrer a una persona obesa o embarazada, que las compresiones las realizaremos a nivel torácico, no en el diafragma.

Os dejo el video que han realizado unas alumnas de integración social tras realizar esta clase práctica con ellos en el colegio. Gracias de nuevo Isabel Benlloch y Diana Flores!!

 

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

Anuncios

Un comentario en “Ante un atragantamiento…

  1. […] pues, hemos estado repasando el protocolo de actuación en caso de atragantamiento con @yotesalvo, desde la teoría y desde la […]

    Me gusta

Responder a Taller atragantamientos con los profes | enfermería escolar ESPE Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s