enfermeria escolar ESPE

Un órgano muy importante: ¡el corazón!

En 6º de Primaria, el pasado mes de noviembre,recibieron la visita de una mamá cardióloga, para aprender un poco más sobre nuestro corazón.

Empezamos repasando cómo son el corazón y los vasos sanguíneos: anatomía y fisiología de nuestro sistema circulatorio; para así poder recordar como llevan a cabo sus funciones en el organismo. A través de vídeos e imágenes pudimos apreciar de manera más real su funcionamiento e incluso conocer algunas técnicas de las que utilizan los médicos para revisarlo.

Una vez sabido como debería ser, fuimos conociendo las diferentes enfermedades que pueden tener lugar, clasificadas según que parte del sistema esté alterada. Hemos aprendido también los signos y síntomas que nos pueden alertar en caso de urgencia.

 

Pero sobretodo, lo más importante de esta sesión, es quedarnos con dos ideas claves:

PREVENCIÓN:

  • mantener unos hábitos saludables (alimentación variada y equilibrada, práctica deportiva y evitar hábitos nocivos como el tabaco)
  • realizarse conforme nos hacemos mayores o surgen las necesidades controles médicos (azúcar, colesterol, tensión arterial…

 

ACTUACIÓN RÁPIDA EN CASO DE EMERGENCIA:

  • promover la instalación de DESA (desfibriladores semi automáticos) creando así espacios cardio-protegidos
  • aprender y enseñar primeros auxilios, en concreto la RCP (reanimación cardiopulmonar) y manejo de los DESA

 

A ver si podemos mover esta segunda parte conjuntamente!! Gracias Esther! 🙂

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

¿Y tú cómo cuidas tu corazón?

Aprovechando que el día 29 de septiembre se celebra el día mundial del corazón, este mes en nuestro corcho hemos ido trabajando y aprendiendo qué cosas podemos hacer para cuidar el nuestro 🙂

Diferentes alumnos de todas las edades han ido colaborando y continuarán haciéndolo hasta final de semana, para completar los cuidados que podemos realizar:

 

Resumiendo, si queremos tener un corazón fuerte y sano:

  • Debemos comer sano: reduciendo las grasas, el azúcar y la sal de nuestra dieta y aumentando la cantidad de frutas, verduras, pescado azul y los productos integrales. Cómo los cocinemos también es importante, siendo preferente cocerlos o cocinarlos al vapor antes que los fritos.
  • Hacer ejercicio: practicar deporte de forma moderada y progresiva. Movernos es importante no solo para nuestros músculos, pero siempre con cabeza, sin hacer sobreesfuerzos para los que no estamos preparados por nuestra forma física, edad…
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas: sustancias nocivas para nuestro organismo en general.
  • Reducir el estrés, disfrutar el momento y sonreir. Nuestro corazón necesita que lo mimemos y protejamos.
  • Respetar las horas de descanso diarias.
  • Acudir al médico cuando sea necesario tanto a nivel preventivo como en controles de patología crónica.

Parece que lo tienen bastante claro 😀