enfermeria escolar ESPE

#aprendiendoacuidarnos en otoño

En otoño, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. En esta época del año, los cambios que nos van llevando poquito a poco al invierno, van a influir en nuestras rutinas y nuestra salud física y mental.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. SONRíE: el otoño es una estación de cambio, como la primavera, en las que estamos especialmente sensibles: los días se acortan, va llegando el frío, pasamos más horas en casa… busca actividades que te distraigan , aprovecha para relajarte y hacer esas cosas que el verano no te ha dejado…y sobretodo: sonríe.
  2. CUIDA TU PIEL:  nuestra piel, que viene castigada del sol, ahora empieza a sufrir los efectos del frío. Mantenla hidratada (por dentro y por fuera), protégela del viento… es nuestra primera barrera protectora.
  3. OJO LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA: prueba a practicar la técnica de la cebolla (vístete con capas) ya que en esta estación los cambios de temperatura entre el día y la noche y entre hoy y mañana, son muy variables, apareciendo los resfriados.
  4. AUMENTA LAS DEFENSAS:  consumiendo alimentos ricos en vitaminas y minerales, descansa y duerme lo necesario, vacúnate si eres grupo de riesgo…
  5. AIRE LIBRE: apuremos los rayos de sol (y la vitamina D) y salgamos a pasear a la montaña para disfrutar de estupendos paisajes otoñales, bien abrigados (ojo a la cabeza y a los pies). Es un buen momento para restablecer rutinas de ejercicio físico después de las vacaciones.
  6. COME NATURAL: tan lista es la naturaleza que nos ofrece todo lo necesario: temporada de frutos secos, de naranjas, de frutas y verduras como la granada, el membrillo, la calabaza, las uvas… para llenar las reservas de vitaminas y minerales

 

Al mal tiempo buena cara! Cada estación tiene sus contras y su pros y el otoño no iba a ser menos!!

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

¿Sabes cómo cuidarte en… invierno?

¿Sabes cómo cuidarte en… primavera?

¿Sabes cómo cuidarte en… verano ?

 

 

enfermeria escolar ESPE

#aprendiendoacuidarnos en verano

En verano, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. En esta época del año, el sol y el calor serán los protagonistas, de los que disfrutar y protegernos.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. PROTEGE TUS OJOS: utilizar gafas de sol adecuadas si vamos a tenerlos expuestos durante tiempo prolongado, gafas para el agua para evitar infecciones e irritaciones y mantenerlos hidratados en caso de aires acondicionados constantes.
  2. PROTEGE TU PIEL DEL SOL utilizar protectores solares adecuados y de manera repetida durante todo el día, aprovechar las sombrillas y gorr@s para evitar estar demasiadas horas expuestos al sol y evitar las horas medias del día serían las medida principales.
  3. PRECAUCIÖN EN EL AGUA: bañarse puede ser muy divertido pero debemos tener precaución en las zambullidas, utilizar calzado adecuado para evitar hongos y lesiones, vigilar los oídos par evitar otitis…
  4. OJO CON LOS ALIMENTOS:  debido a las altas temperaturas y el aumento de insectos en esta época del año, deberemos vigilar la conservación de los alimentos (en nevera o cubiertos adecuadamente), respetar la cadena del frío y poner doble atención en las medidas de higiene y cocinado de estos.
  5. CUIDADO CON LOS INSECTOS: cubrir la piel con ropa transpirable y/o utilizar repelentes, en caso de estar en zonas con gran cantidad de insectos. En caso de picadura utilizar frío y lavar la zona, y tener en cuenta posibles alergias. En el mar también podemos encontrar diferentes animales que pueden provocarnos reacciones .
  6. HIDRÁTATE: siempre es importante mantenerse hidratado, aún más en verano donde las temperaturas son más altas. En principio, será suficiente con tomar agua (al menos 2l al día) y frutas abundantes, de no ser que vayamos a realizar algún sobre-esfuerzo físico.

 

LAs personas de mayor y menor edad y las embarazadas, además de algunas patologías crónicas, notan más las sobrecargas de esta estación, por lo que son grupos de riesgo que debemos vigilar con un poquito mś de cuidado según las circunstancias en las que nos encontremos (calor, baños, aire libre…)

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

¿Sabes cómo cuidarte en… otoño?

¿Sabes cómo cuidarte en… invierno?

¿Sabes cómo cuidarte en… primavera?

 

 

 

enfermeria escolar ESPE

Cuidando personas

Cuando algo funciona… ¡lo repetimos! Así que por segundo año, hemos trabajado con los alumnos de integración social la movilización de personas que necesitan cierta asistencia para levantarse, tumbarse, cambiar de silla, desplazarse…

Hemos estructurado el taller en tres partes:

  • una primera sesión práctica en la enfermería con grúa, camillas, tabla de transferencias, sillas… para facilitar o llevar a cabo completamente la movilización de una persona
  • en el descanso, haciendo vida lo más normal posible, se han desplazado con sillas de ruedas, muletas, andadores y ojos vendados, para poder ponernos en el lugar de
  • y a la vuelta, hemos puesto en común sensaciones, dificultades y experiencias y hemos repasada las movilizaciones con videos, donde hemos entrado también un poco en el tema de la higiene

Este año hemos incorporado dos novedades.

Por un lado hemos contado con la participación de Joaquín, antigua alumno del cole que actualmente cursa estudios de auxiliar de enfermería con lo que nos ha traído todo esto fresquito y recién trabajado. ¡Mil gracias!! ¡¡el año que viene te esperamos!!

Y por otro lado hemos  hablado sobre la higiene, que aunque no sea una tarea propiamente dicha de un integrador social, la realidad, tanto en condiciones laborales como de tareas que pueden surgir al trabajar con personas, puede ocurrir que sea necesario llevarlas a cabo.

 

Un taller en el “Cuidamos personas” : empezando por la manera de presentarnos, y guardar la intimidad y el respeto de la persona a la que ayudamos (siempre buscando su máxima participación y autonomía) y cuidando también de nosotros mismos, nuestra herramienta de trabajo.

 

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

 

 

enfermeria escolar ESPE

¿Cómo cuido mi olfato?

El olfato es uno de nuestros cinco sentidos. Es el encargado de oler, es decir, capta los olores que nos envuelven, los transforma y envía al cerebro para ser procesados.

En el olfato colabora estrechamente con el sentido del gusto.

Si tenemos en cuenta la anatomía, el olfato se encuentra en la nariz: los olores entran por las fosas nasales y gracias  a la humedad, son detectados por la pituitaria amarilla y actúan químicamente sobre los receptores olfativos que enviarán la información al cerebro.

Aunque no es un sentido muy desarrollado en el ser humano, sigue siendo sensible, especialmente a los malos olores (como signos de alerta: escape de gas, comida en mal estado…).

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiente:

Evitaremos utilizar para ello objetos extraños (bastones, algodón…)  por riesgo de lesiones.

Al sonarnos con nariz, debemos hacerlo con cuidado y cada vez un orificio (para proteger tanto el olfato como el oído). Debemos realizar esta acción cada mañana.

El lavado con suero. también sirve para limpiar la zona, en situaciones con mayor mucosidad o niños pequeños que no son capaces de hacerlo.

2-Protección:

 

Evitar ambientes demasiado secos o contaminados. En temporada de alergias, si es nuestro caso, deberemos cuidar más nuestra nariz ya que estará irritada y sensible. El viento y el frío no son buenos aliados.

Emplear medidas adecuadas en caso de trabajar/estar en contacto con sustancias u olores fuertes de origen químico, con gases o polvo (máscaras, campanas extractoras…)

El sentido del olfato se acomoda, es decir, si permanecemos largo tiempo expuesto aun olor, al final no somos capaces de detectarlo (embota el sentido), por lo que debemos protegernos en caso de tener que estar en contacto con ellos por un tiempo prolongado.

Es importante también proteger nuestra nariz (y cabeza en general) de las contusiones, utilizando las protecciones adecuadas si es necesario.

Vigilar si aparecen señales de alerta en caso de resfriados o afecciones de las vías respiratorias.

Fumar también deteriora el olfato.

3- Signos de alerta:

Consultaremos al especialista si hay sangrado abundante, existen secreciones, dolor intenso y/o continuado, molestia al contacto.

Del mismo modo, ante una pérdida de olfato (relacionada o no con los síntomas anteriores) debemos acudir para revisar la causa.

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular la nariz ya que podemos aumentar o producir lesiones … En caso de duda, acudiremos al especialista.

Las revisiones son importantes sobre todo si estamos expuestos a factores de riesgo (por ejemplo a nivel laboral)

 

El cuidado de la nariz puede prevenir pérdidas no solo problemas del olfato sino respiratorios en general, por lo que es importante empezar desde pequeños 🙂

Vamos a conocerlo un poco más!

 

#aprendiendoacuidarnos nuestros sentidos:

OIDO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/03/15/como-cuido-mis-oidos/

VISTA: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/09/20/como-cuido-mis-ojos/

TACTO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/11/01/como-cuido-mi-tacto-mi-piel/

 

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

enferneria escolar ESPE

#aprendiendoacuidarnos en PRIMAVERA

En primavera, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. Además, en esta época del año, las alergias ambientales adquieren protagonismo.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. APROVECHAR EL SOL: los primeros rayos de sol de la primavera son menos nocivos y nos suministran vitamina D, pero no debemos olvidarnos de hacerlo con moderación y protección
  2. ALIMENTACIÓN VARIADA: ojo con las dietas exprés y la operación biquini… Alimentación variada, evitando carencias, y aprovechando toda la fruta y verdura de temporada que la primavera (y luego el verano) nos ofrecen
  3. CUIDADO TUS OJOS: especialmente a las personas con alergia, pero a todos en general, la primavera nos irrita los ojos (por la cantidad de pólenes y partículas en el ambiente). Debemos protegerlos y mantenerlos hidratados,  realizando lavados con suero si fuera necesario.
  4. MUÉVETE: el buen tiempo y las horas de luz pueden ser una buena excusa para practicar deporte y salir  a la montaña para airear cuerpo y mente
  5. RESPETA LAS HORAS DE SUEÑO: la primavera y el otoño son estaciones de cambio donde a veces aparece una sensación de cansancio extra. Será por lo tanto importante respetar las horas de sueño y descanso para que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente puedan disfrutar de cada día 🙂
  6. HIDRÁTATE: siempre es importante mantenerse hidratado, pero además en primavera el aumento de temperaturas nos obliga a no olvidarlo. Una correcta hidratación también ayuda en caso de alergias o resfriados.

 

Cualquier persona con alergia, deberá además llevar unos controles y tratamiento según lo pactado con su especialista para evitar en los posible los molestos síntomas y poder continuar con nuestras rutinas y actividades sin que las -itis (conjuntivitis, rinitis…) o el asma, derivado a veces también de las alergias, nos lo impida.

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

¿Sabes cómo cuidarte en… verano?

¿Sabes cómo cuidarte en… otoño?

¿Sabes cómo cuidarte en… invierno?

 

 

enfermeria escolar espe

¿Como cuido mis oídos?

El oído es uno de nuestros cinco sentidos. Es el encargado de la audición, es decir, capta los sonidos que nos envuelven, los transforma y envía al cerebro para ser procesados.

En el oído reside también el sentido del equilibrio.

Si tenemos en cuenta la anatomía, el oído se divide en tres:

  • externo: pabellón auditivo, conducto auditivo y tímpano
  • medio: cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo), ventana oval, ventana redonda y trompas de Eustaquio
  • interno: la cóclea o caracol y el nervio auditivo y el vestíbulo (donde reside el sentido del equilibrio)

 

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiente:

Evitaremos utilizar para ello objetos extraños (bastones, algodón…) o sustancias sin prescripción e indicaciones óticas en el oído externo (aceites, alcohol, gotas para los ojos…) tanto por riesgo de formación de tapones como de lesiones. La cera es necesaria y en caso de existir un exceso deberemos consultar con un especialista para eliminarla de la manera adecuada.

Solamente lavaremos la parte externa del oído, secándola con cuidado nuestros oídos después de los baños para evitar la humedad y los hongos.

2-Protección:

Debemos evitar situarnos cerca de ruidos extremos o modular el volumen; los tapones o cascos pueden ayudarnos a amortiguarlos. Ojo con los ruidos continuos que tenemos alrededor, la ventanilla bajada del coche… y demás situaciones cotidianas de las que no siempre somos conscientes.

El viento y el frío tampoco son buenos aliados.

La inmersión en aguas contaminadas puede ser el origen de una infección.

Es importante también proteger nuestros oídos (y cabeza en general) de las contusiones, utilizando las protecciones adecuadas si es necesario.

Vigilar si aparecen señales de alerta en caso de resfriados o afecciones de las vías respiratorias, ya que por proximidad pueden afectar al oído medio.

3- Signos de alerta:

Consultaremos al especialista si nuestros oídos sangran, existen secreciones, dolor intenso y/o continuado, molestia al contacto.

Del mismo modo, ante una pérdida de audición (relacionada o no con los síntomas anteriores) debemos acudir para revisar la causa.

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular los oídos ya que podemos aumentar o producir lesiones tanto en paredes como en tímpano…

Las revisiones son importantes sobre todo si estamos expuestos a ruidos intensos (por ejemplo a nivel laboral), por problemas de aprendizaje, mayores de 50 años, si existen antecedentes…

 

El cuidado de los oídos puede prevenir pérdidas de audición, por lo que es importante empezar desde pequeños 🙂

 

#aprendiendoacidarno nuestros sentidos:

OLFATOhttps://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/05/25/como-cuido-mi-olfato/

VISTA: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/09/20/como-cuido-mis-ojos/

TACTO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/11/01/como-cuido-mi-tacto-mi-piel/

 

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

enfermeriaescolarespe

#aprendiendoacuidarnos en INVIERNO

En invierno, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. Además, en esta época del año, aumentan en toda la población y especialmente entre los niños: los resfriados, los procesos gripales y en general los problemas respiratorios.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. ABRIGARNOS: evitando los excesos. Lo que debemos intentar es mantener temperaturas similares, minimizando los cambios bruscos para evitar las bajas pero también el calor en exceso que pueda hacernos sudar y enfriarnos.
  2. COMER FRUTAS Y VERDURAS: mantener una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales (es decir, en frutas y verduras)
  3. CUBRIRNOS AL TOSER: debemos cubrirnos con el pliegue del codo al toser y estornudar, sobretodo si estamos en presencia de otras personas y de alimentos. Del mismo modo, debemos cubrir boca y nariz al salir a exteriores o lugares concurridos.
  4. LAVARNOS LAS MANOS: para evitar el contagio de infecciones, no solo respiratorias. Vigilar cumplir medidas básicas de higiene y no compartir utensilios.
  5. PRACTICAR DEPORTE Y DESCANSAR: mantenernos lo que llamamos “en forma” para mantener del mismo modo a nuestras defensas
  6. VENTILAR: las habitaciones de casa o de los centros donde conviven varias personas,para regenerar el aire y mantener una humedad adecuada.

 

Por supuesto deberemos vigilar los síntomas de enfermedad, no solo respiratorios: cansancio, malestar, dolor general, fiebre… que si se mantienen consultaremos con el médico antes de automedicarnos con antibióticos o fármacos que debe prescribir un profesional.

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

¿Sabes como cuidarte en… primavera?

¿Sabes cómo cuidarte en… verano?

¿Sabes cómo cuidarte en… otoño?