En prevención seamos responsables.

Responsables de nuestra propia seguridad, de la del compañero del al lado y del que venga después y a veces, incluso debemos ser responsables de la seguridad de otras personas a nuestro cargo.

  • Responsables de nuestra seguridad. Porque al final somos nosotros quienes decidimos y realizamos el pequeño gesto de colocarnos las gafas para soldar, los cascos para taladrar o los guantes si vamos a entrar en contacto con material peligroso (sea químico o biológico). Porque nosotros invertimos el tiempo en realizar las cosas de la mejor manera posible o lo ahorramos buscando acabar pronto, lo cual o siempre es garantía de ir más rápido y obviamente más seguros.
  • Responsables por el que trabaja al lado o el que pueda llegar después. Limpios y ordenados, registro adecuado, material en buen estado y trabajo en equipo si la tarea lo requiere (pesos, manipulación de usuarios, seguridad en piscina o actividades de mayor riesgo…)
  • Responsables de los usuarios o personas implicadas. No todos los trabajos tienen un contacto directo con el público. Pero muchos sí, y no solo contacto, si no responsabilidad hacia ese usuario, incluyendo su salud física y mental.

 

Como hemos comentado a principio de curso en las sesiones de prevención de los primeros de ciclos de formación profesional, y como comento a diario con muchos alumnos, trabajar implica hacerse responsable. Responsables de cosas y de personas, entre ellas nosotros mismos. Obviamente habrá un empresario que nos deberá facilitar útiles, unas normas que nos marcan las directrices, unos encargados que nos vigiles, pero, siempre, la última decisión es nuestra, para hacerlo de la mejor manera y más segura o… la más ŕapida y confiada (que normalmente son los peores amigos de la prevención: las prisas y el exceso de confianza).

Formarse en un trabajo implica conocer la mejor manera de hacer las cosas, no solo para hacer un buen trabajo si no para que este sea también seguro para nosotros y las demás personas implicadas.

 

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

Ayudando para la autonomía personal

¡Seguimos y ampliamos!

A las sesiones de movilizaciones y desplazamientos que hacemos en Integración Social, la hemos complementado con una charla más teórica sobre Actividades de la Vida Diaria.

A veces no somos conscientes de la gran cantidad de rutinas y costumbres que tenemos adquiridas, muchas de ellas necesarias para cuidar nuestra salud día a día:

alimentación, tareas domésticas, higiene y cuidados corporales, vestirse, ir al baño, cuidado de la salud…

Todas ellas es importante poder realizarlas de la manera más adecuada y autónoma posible. La autonomía es algo que es importante trabajar tanto para ganarla/recuperarla (en niños o personas que han sufrido algún “accidente”) como el no perderla (por edad o problemas degenerativos).

Cuando ayudamos o acompañamos  a alguien, ya sea por un proceso natural (crecer) p sobrevenido (enfermedad), tenemos que ser en todo momento conscientes de ello. No es mejor hacer nosotros todo, sustituirles, si no buscar su máxima participación y colaboración, ya que lo ideal par aun ser autónomo es ser independiente en estas actividades básicas y muchas veces íntimas.

Educar en autonomía de los cuidados es educar en hábitos saludables y educar en salud y aunque a veces cuesta (tanto a nosotros que debemos buscar recursos, técnicas, ayudas y motivaciones, como a la persona que estamos educando, ya que supondrá un mayor esfuerzo y participación por su parte), a la larga ser autónomo implica satisfacción y todas las sensaciones positivas que sentimos cuando somos capaces nosotros mismos de superar retos y autogestionarnos.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos