Pobrezas cotidianas

La pasada semana, los alumnos de 2º de Bachiller, tuvieron la suerte de escuchar dentro de las jornadas ignacianas,  tres testimonios que les acercaron aún más tres realidades que tenemos a la vuelta a la esquina, tres situaciones que creemos que nunca nos van a tocar pero…

Tras visionar el corto de skinheart, fueron rotando por las tres situaciones.

  • Con Alfonso Gil reflexionaron acerca de la “alienación en el mundo del deporte”. Como algo a priori tan positivo y sano, físico, mental y socialmente puede retorcerse, en gran parte por culpa del dinero.
  • Daniel Yvarra nos introdujo al mundo de la “adicción a los estupefacientes”, del consumo de las drogas. De cómo empieza, por qué, cómo se “controla” y cómo continúa.
  • Y con Ximo Bosch trabajamos “la alimentación ¿una nueva forma de vida?”. cómo podemos convivir con la alimentación de una manera sana y beneficiosa o todo lo contrario, por exceso o por defecto.

Tres personas diferentes, tres caminos que se abren y en los que no es tan difícil verse sin habernos dado cuenta de que entrábamos y lo complicado que iba a ser salir…

A modo de reflexión, los alumnos luego trabajaban con sus tutores y en grupo grande comentando lo escuchado, lo vivido, lo sentido…

En la preparación de la actividad, un texto introducía todo esto, un texto que da que pensar, a ellos y a nosotros como educadores y por ende, educadores en salud

 

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿Vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
También les queda no decir amén,
no dejar que les maten el amor,
recuperar el habla y la utopía,
ser jóvenes sin prisa y con memoria,
situarse en una historia que es la suya,
no convertirse en viejos prematuros.
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿Cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
Les queda respirar, abrir los ojos,
descubrir las raíces del horror,
inventar paz, así sea a ponchazos,
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos,
y con el sentimiento y con la muerte,
esa loca de atar y desatar.
También les queda discutir con Dios,
tanto si existe como si no existe,
tender manos que ayudan, abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno.
Sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines del pasado
y los sabios granujas del presente.

Tuve la suerte de participar como espectadora y se te remueven los cimientos… Ole este tipo de actividades que ayudan a crecer 🙂

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

En prevención seamos responsables.

Responsables de nuestra propia seguridad, de la del compañero del al lado y del que venga después y a veces, incluso debemos ser responsables de la seguridad de otras personas a nuestro cargo.

  • Responsables de nuestra seguridad. Porque al final somos nosotros quienes decidimos y realizamos el pequeño gesto de colocarnos las gafas para soldar, los cascos para taladrar o los guantes si vamos a entrar en contacto con material peligroso (sea químico o biológico). Porque nosotros invertimos el tiempo en realizar las cosas de la mejor manera posible o lo ahorramos buscando acabar pronto, lo cual o siempre es garantía de ir más rápido y obviamente más seguros.
  • Responsables por el que trabaja al lado o el que pueda llegar después. Limpios y ordenados, registro adecuado, material en buen estado y trabajo en equipo si la tarea lo requiere (pesos, manipulación de usuarios, seguridad en piscina o actividades de mayor riesgo…)
  • Responsables de los usuarios o personas implicadas. No todos los trabajos tienen un contacto directo con el público. Pero muchos sí, y no solo contacto, si no responsabilidad hacia ese usuario, incluyendo su salud física y mental.

 

Como hemos comentado a principio de curso en las sesiones de prevención de los primeros de ciclos de formación profesional, y como comento a diario con muchos alumnos, trabajar implica hacerse responsable. Responsables de cosas y de personas, entre ellas nosotros mismos. Obviamente habrá un empresario que nos deberá facilitar útiles, unas normas que nos marcan las directrices, unos encargados que nos vigiles, pero, siempre, la última decisión es nuestra, para hacerlo de la mejor manera y más segura o… la más ŕapida y confiada (que normalmente son los peores amigos de la prevención: las prisas y el exceso de confianza).

Formarse en un trabajo implica conocer la mejor manera de hacer las cosas, no solo para hacer un buen trabajo si no para que este sea también seguro para nosotros y las demás personas implicadas.

 

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

A preparar las mochilas!

Empezamos curso! En nada se llenará el patio de alumn@s con sus risas, sus gritos y… su mochilas!! Y es que es lo que tiene “la vuelta al cole”, mochilas de colores para llenarlas de libros, de ideas, de ilusiones y de buenos recuerdos 🙂

Retomando las sesiones que hicimos a final de curso sobre cuidado postural, nuestro póster se ha llenado con diferentes tipos de mochilas, porque no siempre es fácil escoger!

IMG-3558

Lo más importante a la hora de elegir una mochila es para quién va a ser:

– su tamaño: altura y peso

– su edad: fuerza, destreza motora… porque es importante que cada niñ@ pueda manejar su mochila (cargarla, subir escaleras, ordenarla…)

-y por último para qué va a utilizarla: más o menos peso, libro-deporte-excursión…

 

Y teniendo todo esto claro, podemos ver los tipos de mochilas que existen en el mercado y elegir la que más acopla a nuestras necesidades:

 

  • La mochila clásica suele ser la más recomendable, bien ajustada y con asas y respaldo acolchado. Permite cargar un peso moderado de manera ordenada y espaciosa y subir escaleras, al autobús…
  • La mochila con ruedas tiene la ventaja de que el peso no lo carga la espalda, excepto para subir desniveles (por lo que tampoco podemos sobrecargarla), pero es importante llevarla cerca del cuerpo y no forzar la postura al empujarla o arrastrarla.
  • Las mochilas cruzadas (bolsas de deporte, tipo bolso o bandolera) deben colocarse correctamente, con el asa cruzada. Solo las utilizaremos en caso de saber que voy a cargar poco peso y volumen, ya que no garantizan un reparto equitativo del peso para nuestro cuerpo.

Entre todos podemos elegir la mochila más adecuada, el peso más ajustado y la manera de utilizarla lo mejor posible para crecer con espaldas cuidadas y sanas.

Pues nada! quedan dos días para prepararnos y nos vemos! Con muchas ganas de llenar nuestras mochilas otro año más!!

@enfermeriaescoalrespe #aprendiendoaquererno #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

Cuidados con el sol (colegio enfermeria)

Y así estuvimos en la semana saludable en 1º de Primaria!

Desde la enfermería y gracias a un planazo de sesión ideado por Sarai (enfermera escolar del Colegio de Enfermería de Valencia), hemos visto lo importante que es el sol y también los cuidados que debemos tener.

Empezamos conociendo al sol, la estrella de nuestro sistema solar, que nos da luz y calor y sin el cual, no habría vida! El sol es importante para nuestros huesos, nuestro corazón y nuestro músculos y ,como otra muchas cosas, en su justa medida ayuda a curar hasta enfermedades de la piel.

Pero…

El sol

Así que… dicho y hecho! manos a la obra para equiparnos para evitar los riesgos del sol:

  • gorra o gorro
  • gafas de sol
  • camiseta clara y/o sombrilla
  • buena hidratación
  • y por supuesto protector solar

aunque esté nublado! que los rayos solares llegan igual!

Y después, una buena ducha y, de la misma manera que nos hidratamos por dentro, hidrataremos nuestra piel, no solo si nos hemos quemado, si no siempre que tomemos el sol!

@enfermeriaescoalrespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

El sol: pros y contras

Ahora que llega el verano, aumentamos las horas de sol, además de que lo tenemos más cerquita, para lo bueno y para lo malo…

Por eso es interesante que conozcamos los beneficios y los riesgos que tenemos, para hacer buen uso pero no un abuso. Dentro de poquito veremos con los más pequeños como protegernos de lo segundo 🙂enfermeria escolar ESPE

De momento, en nuestro corcho saludable vamos a dar unas pequeñas pinceladas para todos:

BENEFICIOS:

  • Es necesario para la síntesis de vitamina D (esencial para los huesos y la calcificación).
  • Aumenta la respuesta inmunológica y en pequeñas dosis es positivo para algunas enfermedades de la piel (psoriasis, acné…)
  • Disminuye la presión sanguínea y mejora el funcionamiento cardiovascular. Incluso ayuda al metabolismo del colesterol.
  • Mejora la respiración, especialmente en asmáticos
  • Mejor respuesta muscular, ya que los músculos trabajan mejor en “caliente”, evitando lesiones.
  • Estimula las terminaciones nerviosas (liberación de endorfinas, provoca bienestar, estimula la melatonina y dormimos mejor…)

RIESGOS (por las radiaciones):

  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Eritemas y enrojecimientos de la piel, pudiendo llegar a quemaduras de primero y segundo grado, si nos exponemos tiempos prolongados y sin la protección adecuada.
  • Esta conducta mantenida a lo largo del tiempo, puede llegar a problemas importantes de la piel, incluso cáncer.
  • Problemas de la vista, como cataratas. El sol que más daña la vista es el del amanecer o el atardecer, que se encuentra más bajo e incide más directamente.
  • Insolaciones y golpes de calor (lo que constituye una emergencia), por el efecto del sol sobre nuestra cabeza y altas temperaturas.
  • Inhibición del sistema inmunitario, por alteración de las defensas naturales del cuerpo, como la piel.
enfermeria escolar ESPE

Prevenir mejor que curar

Continuamos con las sesiones de los primeros de Fp!

Qué difícil es a veces este tema de la prevención. Y es que los humanos somos un poco así… difíciles para algunas cosas…

Tomar medidas por adelantado, aprender cómo actuar antes cosas que vemos difícil que pasen (y más a nosotros!!),… pero crear buenos hábitos desde el principio nos ayuda a introducirlos en las rutinas, de trabajo en este caso.

Y en esas estamos, haciendo reflexionar a los estudiantes de ciclos sobre los riesgos de accidente que pueden tener en un futuro, acordes a sus puestos de trabajo.

 

Desde el año pasado tenemos también al ciclo de TAFAD (actividades deportivas), y en este ciclo, además de la carga evidentemente física, el lugar de trabajo y la organización de éste van a conllevar una serie de riesgos  que prevenir para evitar accidentes o enfermedades de tipo psicológico o mentales.

Y es que a nivel laboral, muchas veces se nos olvida la parte emocional/psicológica y mental que llevan asociados determinados puestos de trabajo. Esto viene determinado por dos partes:

  • por un lado la parte mental, por así decirlo, de sobrecarga de trabajo, monotonía, turnicidad, adaptación a nuevo puesto, nueva maquinaria o nuevos programas… Todo esto supone una fatiga y un sobreesfuerzo que si no compensamos con tiempos de ocio y “no pensar” van acumulándose y pasando factura, pudiendo manifestarse a nivel físico.
  • por otra parte la parte emocional o psicológica, tanto por las relaciones sociales y familiares (tanto internas-laborales, como externas que puedan servirnos de descarga) como por el tipo de tarea que llevemos a cabo y la relación que pueda implicar esta con nuestros usuarios (como ocurre por ejemplo en otro de nuestros ciclos: Integración Social)

Conocernos (nuestros puntos fuertes y nuestras limitaciones), buscar espacios, momentos y personas con las que desconectar y aprender a desconectar en sí, y poco a poco, ser capaces de objetivar los problemas y situaciones que nos vayan surgiendo, son algunas de las herramientas que tenemos a mano para poder cuidarnos.

Y es que la salud no es solo física, una parte muy importante es psicológica y mental, aunque a veces no nos acordemos de ella ni la cultivemos lo suficiente así, que , “permítame que insista”:

#aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos @enfermeriaescolarespe

 

enfermeria escolar ESPE

Prevención también para nuestras espaldas

Un año más, seguimos formando e informando a los alumnos de FP sobre los riesgos laborales más probables vinculados a sus futuros puestos de trabajo.

Este año, como otros, hemos hablado de los accidentes que podemos tener, como prevenirlos y las primeras actuaciones. Pero, la mayoría de veces, cuando al principi de las charlas hablo con ellos y les pregunto cuáles creen que son, pocos son los que incluyen las lesiones de espalda entre ellos.

Parece que en puestos de trabajo tipo administrativo, si tienen más claro la sobrecarga que supone el mantener una postura durante cierto tiempo, aunque sea en sedestación, y las consecuencias de no adoptar las posiciones más correctas o diseñar adecuadamente nuestro puesto de trabajo.

En cualquier situación que nos encontremos: de pie, sentados, levantando un peso… nuestra espalda no descansa. Habrá veces que sobrecargamos más la zona cervical, o la dorsal o la lumbar, pero siempre está trabajando en general. Por eso es importante cuidarla, porque posiblemente no nos cree una situación de urgencia como un corte o una contusión, pero su lesión, por posturas o esfuerzos repetidos, va creciendo a lo largo de los años y puede resultar incapacitante tanto para nuestra vida laboral como personal.

enfermeria escolar ESPE

Llevar una vida activa y realizar deporte para tener una espalda y zona abdominal fuerte, realizar ejercicios de estiramiento, tener una buena higiene postural y descanso… son pequeños hábitos que debemos integrar en nuestra vida diaria.

 

Hoy por ejemplo han hecho una pregunta interesante acerca de la responsabilidad para con los demás a la hora de desempeñar sus labores. Este obviamente es otro tema, pero la conclusión y lo que he intentado hacerle ver es que la responsabilidad con uno mismo es a veces más difícil de identificar y de llevar a cabo, cuando no menos importante. Que tenemos que aprender a querernos y aprender a cuidarnos 🙂

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos