enfermeria escolar ESPE

¿Cómo cuido mi gusto?

El gusto lo percibimos gracias a las papilas gustativas que se encuentran principalmente en la lengua. Existen 4 sabores puros: amargo, ácido o agrio, salado y dulce. No todos los detectamos en la misma zona de la lengua:

Resultado de imagen de zonas papilas gustativas lengua

Este sentido está muy relacionado con el olfato, a la hora de identificar alimentos e incluso los mismos sabores.

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiene:

El lavado de boca (dientes)  debemos realizarlo como mínimo dos veces a día: mañana y noche, aunque se puede realizar despueś de cada comida. Utilizaremos cepillo, dentífrico, seda dental y, en ocasiones, colutorio.

No debemos olvidarnos de cepillar suavemente la lengua con el mismo cepillo (bien la púas o si en la parte posterior existe una zona indicada especialmente). en la boca tenemos gran número de microorganismos y muchos de ellos quedan alojados en la lengua.

El lavado de manos antes de las comidas ayudará a evitar la entrada de parte de estos microorganismos que puedan quedar, al realizar diferentes actividades, en nuestra piel.

También será importante por tanto la higiene de los alimentos previa a su consumo y un correcto cocinado, mantenimiento y manipulación de éstos para evitar toxiinfecciones alimentarias.

2-Protección:

Las temperaturas extremas (sobre todo el calor), las comidas muy condimentadas (muy saladas, muy picantes…) lesionan y/o deterioran las papilas gustativas.

Del mismo modo, el alcohol y el tabaco contribuyen a un deterioro del sentido del gusto.

Debemos masticar correctamente para favorecer que el alimento se mezcle con la saliva y permitir de este modo su identificación. Además la masticación contribuye a una mejor digestión de los alimentos.

Evitaremos introducir en la boca objetos punzantes o cortantes que pudieran provocar lesiones. Ojo también con utilizar los dientes para hacer fuerza para sujetar o abrir cosas.

3- Signos de alerta:

La aparición de llagas (heridas) en lengua o boca en general, sin causa conocida o que se alargan en el tiempo sin terminar de curar. Ojo también con posibles hongos.

Si el aliento tiene mal olor de forma continuada pese a una higiene básica de la boca, será conveniente visitar al especialista por posibles deterioros en piezas dentales o cúmulo de suciedad no visible (tipo sarro, gingivitis…)

Obviamente ante dolores intensos o continuados, molestias al contacto sin lesiones aparentes, inflamaciones, deterioro o mal color de la lengua, pérdida de gusto… deberemos acudir a consultarlo.

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular lesiones que no sepamos lo que son y en las que podamos aumentar o producir males mayores … En caso de duda, acudiremos al especialista.

Sobretodo en la infancia, la boca debe revisarse sin necesidad de esperar a que duela o surjan problemas.

 

 

#aprendiendoacuidarnos nuestros sentidos:

OIDO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/03/15/como-cuido-mis-oidos/

OLFATOhttps://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/05/25/como-cuido-mi-olfato/

VISTA: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/09/20/como-cuido-mis-ojos/

TACTO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/11/01/como-cuido-mi-tacto-mi-piel/

Anuncios
enfermeria escolar ESPE

¿Cómo cuido mi tacto?

El tacto lo percibimos gracias a la piel y la piel es nuestro órgano más grande!.

Aunque no va  a ser igual de sensible ni tener la misma cantidad de receptores en nuestro cuerpo: el tacto lo percibimos principalmente por la manos y, cuando somos muy pequeños, por los pies.

La piel además tiene otras funciones, como por ejemplo la protección: es nuestra barrera protectora frente a gran cantidad de infecciones, las cuales, al hacernos una herida, encuentran una puerta de entrada si no lo cuidamos bien.

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiene:

El lavado de manos es un pequeño gesto de esos que cuenta mucho, ya que las manos son vehículo transmisor de infecciones a los ojos, la boca… El lavado correcto debe hacerse con agua y jabón y sobretodo en momento clave como después de ir al baño, antes de comer, después de jugar, practicar deporte, tocar animales…

La higiene en general también es importante: debemos ducharnos diariamente (sobretodo a partir de la pubertad, si realizamos ejercicio físico o en épocas de mucho calor), pero no es recomendable abusar del jabón. Lo ideal sería utilizar jabones neutros para la piel, que no la irritan ni estropean. La hidratación posterior con crema así como de manera continua por boca también nos ayudará a conservarla en buen estado.

En el caso de las zonas íntimas (genitales) utilizaremos un jabón especial o lavaremos solamente con agua.

 

2-Protección:

Frente al frío y el viento (por sequedad, irritación) y el obviamente frente al sol. Utilizar tanto ropas adecuadas para evitar los rayos solares como cremas protectoras, renovándolas constantemente y adecuada a nuestro tipo de piel.

Pese a ello o además, vigilaremos no prolongar en exceso el tiempo de exposición así como las horas medias del día en épocas de más calor (principalmente verano).

Es importante también vigilar el tipo de ropa que utilizamos (transpirable) así como el secarnos bien, para evitar mantener húmedas zonas de pliegues d ela piel (sobretodo en personas mayores, niños o personas con problemas que no sean capaces de hacerlo por sí mismas o identificar la aparición de lesión o molestias debido a esto).

Hay patologías crónicas propias de la piel (como la dermatitis atópica) y otra serie de patologías que pueden provocar alteraciones, por sí mismas o por los tratamientos que conllevan. En estos casos será importante extremar los cuidados.

3- Signos de alerta:

Podemos encontrar problemas relacionados con la piel de tipo irritativos: deramtitis, rojeces, escamaciones, picores… que debemos detectar y tratar en caso de ser necesario.

Y también pondremos cuidado en el caso de lesiones tipo heridas, cortes… que cuidaremos y curaremos para evitar posibles infecciones. En el caso de no ser capaces o duda, acudiremos a un sanitario para ello.

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular lesiones que no sepamos lo que son y en las que podamos aumentar o producir males mayores … En caso de duda, acudiremos al especialista.

Las revisiones son importantes sobre todo si estamos expuestos a factores de riesgo (por ejemplo a nivel laboral) o sabemos de antecedentes familiares importantes.

 

Conocemos nuestra piel?

 

 

#aprendiendoacuidarnos nuestros sentidos:

OIDO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/03/15/como-cuido-mis-oidos/

OLFATO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/05/25/como-cuido-mi-olfato/

VISTA: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/09/20/como-cuido-mis-ojos/

enfermeria escolar ESPE

#aprendiendoacuidarnos en otoño

En otoño, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. En esta época del año, los cambios que nos van llevando poquito a poco al invierno, van a influir en nuestras rutinas y nuestra salud física y mental.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. SONRíE: el otoño es una estación de cambio, como la primavera, en las que estamos especialmente sensibles: los días se acortan, va llegando el frío, pasamos más horas en casa… busca actividades que te distraigan , aprovecha para relajarte y hacer esas cosas que el verano no te ha dejado…y sobretodo: sonríe.
  2. CUIDA TU PIEL:  nuestra piel, que viene castigada del sol, ahora empieza a sufrir los efectos del frío. Mantenla hidratada (por dentro y por fuera), protégela del viento… es nuestra primera barrera protectora.
  3. OJO LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA: prueba a practicar la técnica de la cebolla (vístete con capas) ya que en esta estación los cambios de temperatura entre el día y la noche y entre hoy y mañana, son muy variables, apareciendo los resfriados.
  4. AUMENTA LAS DEFENSAS:  consumiendo alimentos ricos en vitaminas y minerales, descansa y duerme lo necesario, vacúnate si eres grupo de riesgo…
  5. AIRE LIBRE: apuremos los rayos de sol (y la vitamina D) y salgamos a pasear a la montaña para disfrutar de estupendos paisajes otoñales, bien abrigados (ojo a la cabeza y a los pies). Es un buen momento para restablecer rutinas de ejercicio físico después de las vacaciones.
  6. COME NATURAL: tan lista es la naturaleza que nos ofrece todo lo necesario: temporada de frutos secos, de naranjas, de frutas y verduras como la granada, el membrillo, la calabaza, las uvas… para llenar las reservas de vitaminas y minerales

 

Al mal tiempo buena cara! Cada estación tiene sus contras y su pros y el otoño no iba a ser menos!!

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

¿Sabes cómo cuidarte en… invierno?

¿Sabes cómo cuidarte en… primavera?

¿Sabes cómo cuidarte en… verano ?

 

 

enfermeria escolar ESPE

¿Cómo cuido mi vista?

La vista es uno de nuestros cinco sentidos. Posiblemente sea el que utilizamos más constantemente y de hecho con las nuevas tecnologías incluso lo sobrecargamos.

Si tenemos en cuenta la anatomía, el sentido de la vista lo tenemos en los ojos: órganos pequeños pero muy delicados

Aunque no es un sentido muy desarrollado en el ser humano, sigue siendo sensible, especialmente a los malos olores (como signos de alerta: escape de gas, comida en mal estado…).

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiente:

Es importante mantener los ojos hidratados, evitando que se resequen (por sobreexposición, aires acondicionados, tabaco, agentes climatológicos…)

Podemos lavarlos, por molestia o irritación, con suero fisiológico. Deberemos hacerlo desde el lagrimal hacia el exterior del ojo y es conveniente no utilizar la misma gasa para uno y otro ojo (sobretodo si tenemos sospecha de infección).

Extremaremos las medidas en el caso de utilizar lentes de contacto o tener que manipularlos para aplicar algún tratamiento, revisarlos… La higiene de manos previa será esencial.

 

2-Protección:

Frente al frío y el viento (por posibilidad de cuerpos extraños e infecciones) y el sol, sobretodo aunque suene raro, en la nieve. Los rayos solares y su reflejo pueden producir lesiones en los ojos.Evitar ambientes demasiado secos o contaminados, más si es temporada de alergias.

Ante un uso constante o prolongado de pantallas (ordenador, móvil, tablet…), lo cual es cada vez más común en nuestro día a día y a nivel laboral, debemos proteger nuestros ojos:

  • vigilar tiempos de exposición y aprender a relajarlos
  • mantener una distancia y colocación adecuada
  • controlar la iluminación, contrastes, brillos y reflejos que también contribuyen a la fatiga visual

Si por la actividad (deportiva, laboral) que desarrollamos existe riesgo (de contusión, por manipulación de sustacias, cueerpos extraños…) deberemos utilar los equipos de protección adecuados.

Un gran número de patologías crónicas mal controladas (HTA, diabetes,…) pueden provocar complicaciones en los ojos. Por ello cuidar nuestra salud en general (alimentación, actividad física, descanso…) nos ayudará a cuidar nuestros ojos también. Deberemos asegurar un aporte regular de vitamina A y C

3- Signos de alerta:

Por un lado podemos encontrarnos con signos que pueden indicarnos una posible infección o lesión puntual (por cuerpo extraño por ejemplo): irritación y rojez, lagrimeo constante, dolor, picor e incluso pérdida de visión…

Por otro lado deberemos estar atentos a signos que nos alertan sobre un posible problema visual (será importante observarlo en todas las personas, pero sobretodo en los niños): dolores de cabeza, confusiones o falta de atención, errores en la lectura, guiños y gestos raros al utilizarla, mala alineación de la cabeza y/o de los ojos…

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular los ojos ya que podemos aumentar o producir lesiones … En caso de duda, acudiremos al especialista.

Las revisiones son importantes sobre todo si estamos expuestos a factores de riesgo (por ejemplo a nivel laboral) o sabemos de antecedentes familiares importantes.

 

Ojo con nuestro ojos!

 

#aprendiendoacuidarnos nuestros sentidos:

OIDO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/03/15/como-cuido-mis-oidos/

OLFATOhttps://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/05/25/como-cuido-mi-olfato/

TACTO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/11/01/como-cuido-mi-tacto-mi-piel/

 

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

#aprendiendoacuidarnos en verano

En verano, como en todas las estaciones, debemos mantener nuestros hábitos de salud para mantenernos sanos. En esta época del año, el sol y el calor serán los protagonistas, de los que disfrutar y protegernos.

Pequeños gestos pueden ayudarnos:

  1. PROTEGE TUS OJOS: utilizar gafas de sol adecuadas si vamos a tenerlos expuestos durante tiempo prolongado, gafas para el agua para evitar infecciones e irritaciones y mantenerlos hidratados en caso de aires acondicionados constantes.
  2. PROTEGE TU PIEL DEL SOL utilizar protectores solares adecuados y de manera repetida durante todo el día, aprovechar las sombrillas y gorr@s para evitar estar demasiadas horas expuestos al sol y evitar las horas medias del día serían las medida principales.
  3. PRECAUCIÖN EN EL AGUA: bañarse puede ser muy divertido pero debemos tener precaución en las zambullidas, utilizar calzado adecuado para evitar hongos y lesiones, vigilar los oídos par evitar otitis…
  4. OJO CON LOS ALIMENTOS:  debido a las altas temperaturas y el aumento de insectos en esta época del año, deberemos vigilar la conservación de los alimentos (en nevera o cubiertos adecuadamente), respetar la cadena del frío y poner doble atención en las medidas de higiene y cocinado de estos.
  5. CUIDADO CON LOS INSECTOS: cubrir la piel con ropa transpirable y/o utilizar repelentes, en caso de estar en zonas con gran cantidad de insectos. En caso de picadura utilizar frío y lavar la zona, y tener en cuenta posibles alergias. En el mar también podemos encontrar diferentes animales que pueden provocarnos reacciones .
  6. HIDRÁTATE: siempre es importante mantenerse hidratado, aún más en verano donde las temperaturas son más altas. En principio, será suficiente con tomar agua (al menos 2l al día) y frutas abundantes, de no ser que vayamos a realizar algún sobre-esfuerzo físico.

 

LAs personas de mayor y menor edad y las embarazadas, además de algunas patologías crónicas, notan más las sobrecargas de esta estación, por lo que son grupos de riesgo que debemos vigilar con un poquito mś de cuidado según las circunstancias en las que nos encontremos (calor, baños, aire libre…)

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

¿Sabes cómo cuidarte en… otoño?

¿Sabes cómo cuidarte en… invierno?

¿Sabes cómo cuidarte en… primavera?

 

 

 

enfermeria escolar espe

Y otro año más: 7mana saludable!!

¿Por qué una 7mana saludable?

Tras varios años realizando actividades relacionadas con el cuidado de la salud en colaboración con algunas entidades (UEM, Navarro, Colevisa…), el curso pasado se decidió darle forma y organizarlo para llevarlo a cabo con los alumnos de 1º, 2º y 3º de Primaria durante la última semana del curso.

La salud como se concebía antiguamente (como la ausencia de enfermedad) implicaba restablecerla en caso de que se perdiera, acudiendo al médico o tomando el tratamiento adecuado. En la actualidad, el concepto de salud, como un estado holístico de la persona relacionado con la manera de convivir con su situación en un espacio y tiempo concretos, hace que tome valor términos como la prevención y la promoción. No sólo acudiremos a buscar soluciones cuando estemos enfermos, también podemos evitar que esto suceda.

Pensando pues en la prevención de la enfermedad y en promocionar actitudes y herramientas que nos capacitan y dan autonomía para el cuidado de nuestra salud, es donde nace la semana saludable.

Basamos la programación y concreción de actividades en los cinco hábitos saludables más conocidos: alimentación, higiene, descanso, ejercicio físico y cuidados posturales, a los que buscamos añadir la educación emocional como parte esencial de la salud. Y el último día realizamos alguna actividad todos juntos a modo de clausura: el año pasado una carrera y este una masterclass de zumba (con antiguas alumnas del cole:) !!

Y todo ello se trabaja desde talleres, charlas, películas, actividades… buscando la parte más lúdica para que los alumnos aprendan a cuidarse de una manera cada vez más autónoma.

“No cuidamos lo que no queremos”

#aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

A lo largo del curso, el departamento de Educación Física de Primaria junto con enfermería, vamos dando forma, valorando recursos y participaciones externas, para llevar a cabo la #7manasaludable.

El año pasado participaron muchos colaboradores, lo cual enriquece mucho el temario y la variedad. Este año, por circunstancias, la semana la hemos desarrollado nosotros, lo cual también se valora como positivo, ya que si fallan participantes o es necesario, tenemos un banco de actividades para ir funcionando.

Si lo vemos clasificado más o menos por hábitos, estas son algunas de las (cosas) que hemos llevado a cabo estos dos años de 7mana saludable:

  • Higiene y cuidados:
    • lavado de dientes (Ratón Perez y dentista-papi)
    • higiene tras actividad física
    • cuidado piel en verano (hospitales Nisa)
    • cuidado ojos (colegio ópticos optometristas)
  • Actividad física:
    • piscina
    • carrera
    • zumba (Navarrete)
  • Alimentación:
    • desayuno saludable (Colevisa)
  • Postural:
    • cuidado espalda (UEM)
    • enfermería/fisio cole
  • Descanso:
    • actividad física diferente: mindfullness, masajes y pilates
    • relajaciones en el ratito de la oración

– Emocional: videoforums

 

La idea es seguir creciendo y mejorando esta semana especial, abrirla a una posible participación de los papis del centro e incluso encontrar esos espacios que a veces durante el curso no tenemos para desarrollar tutorías o trabajos con nuestras clases sobre otros temas relacionados con la salud.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

¿Cómo cuido mi olfato?

El olfato es uno de nuestros cinco sentidos. Es el encargado de oler, es decir, capta los olores que nos envuelven, los transforma y envía al cerebro para ser procesados.

En el olfato colabora estrechamente con el sentido del gusto.

Si tenemos en cuenta la anatomía, el olfato se encuentra en la nariz: los olores entran por las fosas nasales y gracias  a la humedad, son detectados por la pituitaria amarilla y actúan químicamente sobre los receptores olfativos que enviarán la información al cerebro.

Aunque no es un sentido muy desarrollado en el ser humano, sigue siendo sensible, especialmente a los malos olores (como signos de alerta: escape de gas, comida en mal estado…).

Como todo nuestro cuerpo, cuanto más lo cuidemos mejor funcionará y durante más tiempo. Así que resumamos los cuidados más importantes:

1- Higiente:

Evitaremos utilizar para ello objetos extraños (bastones, algodón…)  por riesgo de lesiones.

Al sonarnos con nariz, debemos hacerlo con cuidado y cada vez un orificio (para proteger tanto el olfato como el oído). Debemos realizar esta acción cada mañana.

El lavado con suero. también sirve para limpiar la zona, en situaciones con mayor mucosidad o niños pequeños que no son capaces de hacerlo.

2-Protección:

 

Evitar ambientes demasiado secos o contaminados. En temporada de alergias, si es nuestro caso, deberemos cuidar más nuestra nariz ya que estará irritada y sensible. El viento y el frío no son buenos aliados.

Emplear medidas adecuadas en caso de trabajar/estar en contacto con sustancias u olores fuertes de origen químico, con gases o polvo (máscaras, campanas extractoras…)

El sentido del olfato se acomoda, es decir, si permanecemos largo tiempo expuesto aun olor, al final no somos capaces de detectarlo (embota el sentido), por lo que debemos protegernos en caso de tener que estar en contacto con ellos por un tiempo prolongado.

Es importante también proteger nuestra nariz (y cabeza en general) de las contusiones, utilizando las protecciones adecuadas si es necesario.

Vigilar si aparecen señales de alerta en caso de resfriados o afecciones de las vías respiratorias.

Fumar también deteriora el olfato.

3- Signos de alerta:

Consultaremos al especialista si hay sangrado abundante, existen secreciones, dolor intenso y/o continuado, molestia al contacto.

Del mismo modo, ante una pérdida de olfato (relacionada o no con los síntomas anteriores) debemos acudir para revisar la causa.

4-Visita al especialista:

Evitaremos automedicarnos o manipular la nariz ya que podemos aumentar o producir lesiones … En caso de duda, acudiremos al especialista.

Las revisiones son importantes sobre todo si estamos expuestos a factores de riesgo (por ejemplo a nivel laboral)

 

El cuidado de la nariz puede prevenir pérdidas no solo problemas del olfato sino respiratorios en general, por lo que es importante empezar desde pequeños 🙂

Vamos a conocerlo un poco más!

 

#aprendiendoacuidarnos nuestros sentidos:

OIDO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/03/15/como-cuido-mis-oidos/

VISTA: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/09/20/como-cuido-mis-ojos/

TACTO: https://enfermeriaescolarespe.wordpress.com/2018/11/01/como-cuido-mi-tacto-mi-piel/

 

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos