Amigo sol

Y como cada primavera, alargan los días, empieza a hacer más calor y nos acercamos, como planeta y como personas 🙂

El sol es necesario para la vida, de las plantas (la fotosíntesis) y para nosotros, para nuestro bienestar psicológico, para nuestros huesos, … El sol es también una fuente de energía natural e inagotable.

Pero, también hay una serie de consejos que debemos conocer y respetar para que nuestro amigo no nos haga daño:

  • para proteger nuestros ojos: gafas de protección para los rayos solares, desde pequeños, para evitar irritación y lesiones. Los ojos son incluso más sensibles que la piel a los daños que el sol puede provocar en ellos, favoreciendo patologías varias en todas las capas oculares. Deberemos aumentar las precauciones en zonas donde el reflejo solar puede ser mayor (agua, arena, nieve). Las nubes y la lluvia si limitan la incidencia de los rayos solares sobre los ojos. Las gafas deberán tener los filtros necesarios y un tamaño que permita proteger también párpados y pómulos.
  • para proteger nuestra piel: debemos utilizar protectores solares (tanto cremas con alta protección solar UVA y UVB, como camisetas y/o sombrillas que eviten la incidencia de los rayos del sol sobre nosotros). Es aconsejable evitar exponerse a los rayos solares en las horas de máxima incidencia (medio día, la OMS establece el margen entre las 10 y las 16h). La mayoría de estos rayos atraviesan las nubes ligeras y se reflejan en algunas superficies, aumentando su incidencia como comentábamos arriba. Deberemos aplicar las cremas 30 minutos antes de la exposición y renovarla cada 2 horas o tras contacto con agua y/o sudor. Con estas medidas evitaremos problemas que pueden variar desde eritema, alergias, hasta trastornos importantes de la piel como el cáncer.
  • para proteger nuestra cabeza: lo primero será utilizar un buen sombrero con visera, que proteja y refresque nuestra cabeza y ojos. Tanto la incidencia directa de los rayos solares sobre la cabeza, como el hecho de no hidratarse correctamente, pueden afectarnos neurológicamente: cefaleas, mareo, insolación, golpe de calor…

 

Con estos cuidados, dentro de poquito, podremos disfrutar del sol y la playa (o la piscina). Es importante que no olvidemos también cuidar el medio ambiente, pues la capa de ozono también nos protege y la contaminación la deteriora… Nuestra salud y la del planeta están íntimamente ligados, si olvidamos esto, corremos un gran peligro.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

Relajaciones con y para todos

Existen muchas técnicas para practicar la relajación. Quizás algunas las hemos descubierto en este momento o ya las conocíamos pero hemos empezado a practicarlas en familia. La relajación no es algo exclusivo de los mayores. Los niños también deben aprender a relajarse.

Al practicar relajaciones no solo le ayudamos al cuerpo a descansar, también a la mente y con ello le proporcionamos herramientas para saber concentrarse. Con las relajaciones se pueden mejorar además habilidades físicas como la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad… Relajarnos nos ayuda a mejorar nuestra salud física.

En la mayoría de relajaciones, todo empieza por aprender a respirar, lo cual nos va a servir de herramienta para luego poder dormir, y poder gestionar el estrés y las emociones fuertes.

Podemos practicar muchos tipos de relajaciones, dependiendo cuándo y cómo nos sea posible:

  • pequeños momentos de vuelta a la calma: con trabajos por grupos musculares, visualizaciones, trabajo de la respiración…
  • practicando yoga solos o en familia, al despertarnos, los fines de semana, antes de la ducha…
  • conociendo el mindfulness, al que deberemos reservarle momentos para practicar antes de poder aplicarlo según necesidades
  • con ayuda de objetos: botes de la calma, mandalas…
  • mediante cuentos e historias
  • con la música
  • masajes en familia

 

Ahora que nos vemos obligados a parar, nos damos cuenta también de lo rápido que pasa el tiempo, de la cantidad de cosas que hay en nuestro día a día. A veces es necesario parar, parar y disfrutar de estar parados.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

Eso de promocionar la salud…

Llevamos casi un mes de confinamiento y durante ese tiempo, por prioridad y diferentes cosas que han ido sucediendo, no he escrito nada. Pero el otro día leí a @JulioBasulto y decía algo así como que”si había sido necesario el coronavirus para aprender  a toser en el codo… que haría falta para aprender a comer bien”

Son de estas cosas que se te quedan rondando por la cabeza por lo simple y real del mensaje. Y esta semana pasada estuve trabajando en la formación on line sobre educación en salud para futuros monitores de tiempo libre.

Y otra vez me vino la tristeza, la impotencia, la incredulidad… todos nos quejamos ahora (incluso los más escépticos), por que no se tomaran medidas antes desde el gobierno (nunca nuestra culpa, siempre la de otros por supuesto). Pero en este caso, no es que disculpe, supongo que habrá que evaluar después… pero lo cierto es que estamos ante algo nuevo y desconocido. Pero la Educación para la Salud y la Enfermería Escolar, no lo son. Tenemos vecinos cercanos, ejemplos privados o concertados en nuestra realidad, en nuestra ciudad, y aún así, otra vez, se antepone el tema económico a los pilares sociales: educación y salud.

Todo el mundo se empeña en pensar que gracias a esto cambiaremos, que al menos de esto sacaremos cosas en positivo, nos querremos más, se valoraran trabajos que hasta ahora no lo eran, trabajos básicos y “esenciales” como se les llama ahora…

Ojalá empiecen a cambiar las cosas y entendamos que el dinero no sirve para nada si no hay en qué gastarlo o con quién, que construir el presente y el futuro empieza ya… Algo no estamos haciendo bien cuando en situaciones extremas el mundo funciona a base de voluntarios, pequeños emprendedores, donaciones y trabajos de los llamados “servicios”y/o “primarios”. No es que no sean necesarios, si no que a diario somos incapaces de verlos, valorarlos y recordar la importancia que tienen. Es que son “esenciales” y nos los cargamos o ni siquiera les dejamos ser.

Ojalá de todo esto seamos capaces de sacar cosas buenas, de generar cambios, de valorar la cultura, la materia prima, la educación, la salud y los servicios. Ojalá aprendamos que si no cuidamos a las personas, esto no tiene ningún sentido.

¿#aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos ? @enfermeriaescoalrespe

 

Profesionales de emergencias

¡Este año llegamos con los Primeros Auxilios a los más pequeños!

Desde Educación Física, con Rubén, y aprovechando que trabajaban en clase las profesiones, hemos realizado una primera toma de contacto para ver qué podemos hacer, porque aún siendo pequeños, ¡podemos aportar nuestro granito de arena!

Empezamos recordando que la primera opción es consultar con un adulto, a poder ser conocido, para pedir ayuda, intentando mantener la calma y sin ir todos a lo loco. Y luego buscando unas pistas, construimos el mural que veis arriba para saber quienes nos pueden ayudar y vendrán si llamamos al 112 en una situación de emergencia.

Y… mientras los esperamos… con la canción de RCP desde mi cole, hemos practicado, en una primera sesión con peluches y en una segunda, con mucho cuidado, con los compañeros. En seguida tendréis el video listo ¡para que veáis que bien lo hacemos!

Además, hemos rellenado unas tarjetas para tener en casa (en la nevera, en el teléfono, en la puerta…) colgadas, para recordarnos los teléfonos de los papis (¡aunque ahora ya muchos nos los sabemos!) y nuestra dirección, por si nos hiciera falta en algún caso.

tarjeta 112 espe

Son nociones sencillas, primeras ideas que quedan en la cabeza, que acompañan a objetivos para su edad: aprender el teléfono de los papis, aprender el 112, y un primer esquema de actuación en caso de urgencia: calma, adultos/112 y acompañar al accidentado 🙂

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

enfermeria escolar ESPE

Medidas básicas de prevención

Bueno,, pues como la actualidad manda, aprovecharemos para hacer un repaso e intentar sacar siempre y en todo, algo positivo.

En la transmisión de las enfermedades respiratorias de origen vírico, todos podemos tener un papel importante. Medidas sencillas que supuestamente todos conocemos, pueden ayudar a frenar el contagio y no hacerlo más extenso:

  • Cuando tosemos o estornudamos, NO es la MANO la parte del cuerpo que debemos utilizar para proteger nuestra boca, ya que la mano entra en contacto con un montón de superficies comunes  a lo largo del día e incluso con otras partes de nuestro cuerpo. Lo ideal es protegerse con el codo, evitando así un montón de gotitas que flotarían por el aire. Es conveniente también utilizar pañuelos desechables.
  • Las manos debemos limpiarlas constantemente con AGUA y JABÓN. Productos como el alcohol nos ayudan a desinfectar, pero el más importante es el lavado de manos donde además de atacar, eliminamos por barrido con el agua suciedad y posibles microorganismos.
  • Limpiar con frecuencia superficies que tocamos continuamente o sobre las que puedan haber caído gotitas del aire: tanto pomos de puertas, teléfonos, botones… como mesas y otras superficies más amplias.
  • Evitar tocarnos la boca, nariz, ojos… con las manos, a no ser que acabemos de limpiarlas.

 

Estos gestos no son exclusivos del coronavirus actual, si no que nos pueden ayudar para muchas infecciones respiratorias e incluso digestivas… Por lo que aprenderlo e interiorizarlo puede ser una gran ventaja.

En el caso concreto que nos ocupa, en caso de sufrir tos, fiebre y/o dificultad respiratoria y sobretodo si pensamos que hemos podido tener un posible contagio, es conveniente avisar al médico (desde casa si no estamos graves o desplazándonos al hospital en caso de gravedad). Este es el único caso en el que se recomienda el uso de mascarilla: si pensamos o sabemos que estamos contagiados y podemos transmitir la enfermedad.

 

Utilizar la cabeza, tanto en las medidas que tomamos como para distinguir las informaciones que escuchamos, es importante y la mejor medida de prevención a nuestro alcance.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

enfermeria escolar Espe

Al realizar ejercicio físico…

Otras veces hemos hablado de los beneficios que tiene el ejercicio físico para nuestra salud. Y teníamos pendiente resumir algunas recomendaciones para que los beneficios ganen a las posibles complicaciones y/o lesiones que podrían darse.

Por eso, al realizar ejercicio físico debemos tener en cuenta:

  • SEGURIDAD: utilizar las medidas necesarias para prevenir accidentes tanto a nivel del material (casco, rodilleras…), como de los espacios, adecuados y con las protecciones necesarias. Es importante conservar nuestro material en buen estado y conocer el deporte que vamos a realizar para poder equiparnos adecuadamente. El calzado es una parte esencial, dependiendo del terreno, tipo de actividad y siempre bien atado. También será importante las piezas de ropa que utilicemos, incluso pequeños detalles como recogernos el pelo para evitar caídas o golpes por falta de visión o distracciones.
  • HÁBITOS básicos de salud, que deberemos tener en todo momento pero vigilaremos más específicamente si hacemos deporte ya que a mayor gasto… Una alimentación completa y equilibrada, acorde al aporte calórico necesario, y una hidratación que cumpla y sobrepase el litro y medio- dos litros básicos. Vigilar las horas de descanso y los tiempos de recuperación, evitando los sobreentrenamientos que pueden causar fatiga tanto física como mental. Y la higiene, complementaria a la básica, tras el ejercicios físico, evitando la humedad para prevenir enfriamientos, hongos…
  • PREPARACIÓN adecuada para realizar ejercicios. Progresión en el entrenamiento, gradual, sin pasar de cero a cien (tanto al planificar una sesión como a largo plazo). Importante calentar y estirar los músculos adecuadamente y dejar al sistema cardíaco y respiratorio ir acomodándose al ejercicio.
  • CUIDADOS con el calor y las temperaturas extremas o los cambios bruscos de éstas. Cuidados específicos en algunos medios, como el acuático o el medio externo (protección solar, deportes de montaña…)

Pequeñas observaciones que a veces damos por supuestas pero que se aprenden, como todo, y podemos llegar a interiorizar para que un hábitos tan saludables como el ejercicio físico no deje de ser eso: saludable.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

Pobrezas cotidianas

La pasada semana, los alumnos de 2º de Bachiller, tuvieron la suerte de escuchar dentro de las jornadas ignacianas,  tres testimonios que les acercaron aún más tres realidades que tenemos a la vuelta a la esquina, tres situaciones que creemos que nunca nos van a tocar pero…

Tras visionar el corto de skinheart, fueron rotando por las tres situaciones.

  • Con Alfonso Gil reflexionaron acerca de la “alienación en el mundo del deporte”. Como algo a priori tan positivo y sano, físico, mental y socialmente puede retorcerse, en gran parte por culpa del dinero.
  • Daniel Yvarra nos introdujo al mundo de la “adicción a los estupefacientes”, del consumo de las drogas. De cómo empieza, por qué, cómo se “controla” y cómo continúa.
  • Y con Ximo Bosch trabajamos “la alimentación ¿una nueva forma de vida?”. cómo podemos convivir con la alimentación de una manera sana y beneficiosa o todo lo contrario, por exceso o por defecto.

Tres personas diferentes, tres caminos que se abren y en los que no es tan difícil verse sin habernos dado cuenta de que entrábamos y lo complicado que iba a ser salir…

A modo de reflexión, los alumnos luego trabajaban con sus tutores y en grupo grande comentando lo escuchado, lo vivido, lo sentido…

En la preparación de la actividad, un texto introducía todo esto, un texto que da que pensar, a ellos y a nosotros como educadores y por ende, educadores en salud

 

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿Vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
También les queda no decir amén,
no dejar que les maten el amor,
recuperar el habla y la utopía,
ser jóvenes sin prisa y con memoria,
situarse en una historia que es la suya,
no convertirse en viejos prematuros.
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿Cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
Les queda respirar, abrir los ojos,
descubrir las raíces del horror,
inventar paz, así sea a ponchazos,
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos,
y con el sentimiento y con la muerte,
esa loca de atar y desatar.
También les queda discutir con Dios,
tanto si existe como si no existe,
tender manos que ayudan, abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno.
Sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines del pasado
y los sabios granujas del presente.

Tuve la suerte de participar como espectadora y se te remueven los cimientos… Ole este tipo de actividades que ayudan a crecer 🙂

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos