Igualdad desde pequeños, pero sin olvidar a los mayores

Hace aproximadamente un año, quizá fuera pura coincidencia que se acercaran las Navidades, se celebraba una huelga que por desgracia no se «publicitó» demasiado: la #HuelgaDeJuguetes.

«Llevamos soportando años que nos encasillen» e invitamos a unirse a «educadores, padres, madres, niños y niñas de todo el mundo», reclama esta campaña, para ser juguetes felices que lleguen al 100% de los niños y niñas, sin importar su género.

Es un gran planteamiento empezar a trabajar la igualdad desde pequeños, cuando las esponjas son capaces de absorber todas las informaciones y los niños y niñas no están influidos todavía por la manera de pensar o actuar que la sociedad nos va transmitiendo. Hasta los juguetes se han dado cuenta de ello: muñecas y superhéroes. Por eso este diciembre (2022) algunas compañías jugueteras que conforman la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) entre las que se encuentran grandes compañías del sector, actualizan su código deontológico incluyendo cambios para las nuevas campañas que favorezcan la diversidad y la igualdad tanto a nivel de género como de diversidad funcional o étnica.

El lenguaje inclusivo será el vehículo para transmitir modelos positivos de consumo responsable y saludable, creando una publicidad que ayude a proteger a los menores y favorecer un desarrollo libre e igualitario:

  • Evitando estereotipos
  • Sin asociar colores
  • Roles abiertos
  • Ausencia de connotaciones sexuales

Sabemos que en la infancia el modelado es una de las maneras de aprender y desarrollarse, lo cual se ha utilizado históricamente con fines muy variados para incluso «adoctrinar» de manera inconsciente a la población. Y es que aunque tendemos a utilizar la palabra cuando queremos transmitir un mensaje, si bien está claro que puede ser un medio potente también lo es todo aquello que forma parte de nuestra vida y nos rodea, como puedan ser las canciones que oímos o las imágenes que vemos en los medios de comunicación pero también en la sociedad que nos rodea.

A día de hoy, en este mundo «moderno», hay gente que se sigue preguntando donde están las diferencias o por qué seguimos celebrando el día de la mujer, si ahora las cosas ya no son como «antes».

Y menos mal que no lo son , por supuesto…

Y es que muchas veces nos engañamos pensando que todo ha cambiado y es diferente. Cierto que se van dando pasitos, que ahora por lo menos se habla del tema, se analiza, se cuestiona y se plantean opciones, cosa antiguamente impensable. Pero en las casas se siguen asumiendo funciones y tareas como lo hemos visto de pequeñas, con la consiguiente carga o sobrecarga, sobre todo mental y algunos comportamientos que se consideran «normales».

Cambiar la publicidad infantil es importante, pero también debemos revisar la de los adultos, como lleva años haciendo FACUA al denunciar los peores anuncios del año por publicidad sexista, es decir, aquella en la que las imágenes fomentan la desigualdad entre hombres y mujeres al mostrar imágenes estereotipadas de los roles de género. (https://elfeminismo.com/conceptos-del-feminismo/publicidad-sexista/)

Esta publicidad utiliza «la imagen de la mujer de manera vejatoria o discriminatoria o usa su cuerpo de manera desvinculada del producto o servicio a promocionar» atentando contra la dignidad de la mujer (https://elfeminismo.com/conceptos-del-feminismo/publicidad-sexista/).

Con ello tiende a la cosificación femenina, estableciendo además modelos «perfectos» a los que se debe aspirar, muchas veces dependientes de otras personas, hombres con frecuencia, encasilladas en determinados roles y situaciones de sumisión o inferioridad, ya sea por desequilibrio emocional, dependencia económica o cualquier otra cosa de supeditación.

Algunas marcas, han decidido hacer autoanálisis y modificar dichos valores, a sabiendas de la influencia que tiene en la sociedad esta publicidad, tratando de llegar a todos los públicos e influir positivamente en un cambio de conductas y actitudes «tradicionales» que tenemos «normalizadas» en su mayoría, sin valorar el daño o las diferencias que se crean con ellas.

Es el caso de Budweiser que trata de modificar esas conductas populares y hacer críticas de ellas modificando y transformando anuncios de los años 50 y 60 a la actualidad del 2019. Acción que viene a participar con la campaña #SeeHer, según la cual, en la actualidad, solo el 61% de los anuncios dan una imagen positiva de la mujer, por lo que aún nos queda mucho camino por recorrer.

Diferenciarnos, por nuestro sexo, características personales, físicas, funcionales, nivel de inteligencia o color de la piel, es inevitable. De hecho es importante para nuestros niños crecer en esa diferencia que enriquece y nos posibilita desarrollarnos a cada uno con nuestras características propias, sin necesidad de aspirar a una norma o modelo ideal.

El problema es cuando estas diferencias te sitúan «por derecho» o «por desgracia» en una posición de superioridad o inferioridad sobre otras personas de características diferentes a las tuyas.

Buscando señalar que estas situaciones aún hoy ocurren y que la lucha por la igualdad aún es necesaria, en 2018 Eli Rezkallah realizó una campaña artística en la que daba la vuelta a anuncios publicitarios de marcado carácter sexista. El cambio de imágenes y eslóganes contribuyen a resaltar las connotaciones negativas de esta publicidad que aumentan las desigualdades y contribuyen al mantenimiento de roles y actitudes peyorativas hacia la mujer.

Es importante pues, trabajar la igualdad desde pequeños, normalizando conductas igualitarias, apreciando y valorando positivamente la diferencia, aprendiendo de y con ellas, adaptando los entornos y las realidades para poder sentirnos todos incluidos en ellas, pero no podemos dejar de trabajar y revisar también los contenidos y los mensajes que van dirigidos hacia las personas adultas, pues somos nosotras las que en el día a día trabajamos con esa infancia y por lo tanto ayudamos a modelarla. queramos o no.

Informarnos, formarnos, mantener los sentidos alerta y una actitud crítica ante las diferencias de género y las perspectivas con las que abordamos cosas tan rutinarias como la publicidad, los cuentos, la música, los deportes, los juegos o la salud, que forman parte de nuestro día a día, es básico para poder contribuir a que la infancia y la juventud pueda contribuir y disfrutar de una sociedad más justa y equitativa.

#aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos #enfermeriaescolarespe @enfermeriaescolarespe

Anuncio publicitario

Lo que me rodea

Segunda tutoría con 1º de Bachiller para hablar de las emociones.

En la primera introdujimos las emociones, sin clasificarlas en buenas y malas, simplemente como necesarias, tanto como necesario es aprender a gestionarlas.

La importancia de valorarlas como impulsos, como momentos que pueden ayudarnos y que nos permiten continuar. Y lo esencial de identificar cuando no ocurre así, cuando se excede en duración o no es proporcional al estímulo, cuando no me proporciona beneficio ninguno si no todo lo contrario, nos detiene, nos paraliza… como a veces ocurre con la ansiedad.

Y en esta segunda sesión hemos tratado de tomarnos un momento, de parar, y de dedicarnos un ratito a nosotros mismos.

Después de una breve introducción, haciendo un símil con el espacio (el día y la noche, los diferentes planetas… como influyen los cambios de clima y como en cada uno lo hace de manera desigual…), cada uno dibujó su propio espacio, su propio mundo.

¿Dónde me sitúo yo? ¿ Con qué me identifico?

¿Qué me rodea? ¿Qué me hace sentir? ¿Cómo lo dibujo?

¿Quién me rodea? ¿Cómo está de cerca? ¿Cómo lo represento?

No hay dibujos mejores ni peores, lo importante es que no hay dibujos iguales. eso y que de vez en cuando necesitamos parar, pensar, sentir, organizar nuestro mundo, acercar más unas cosas, alejar otras, establecer prioridades…

#aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos @enfermeriaescolarespelarespe

Esos locos bajitos

No quería que terminara febrero, mes de la lucha contra el cáncer infantil, sin dejar de recordar lo grandes que son nuestros pequeños.

Creo que podemos decir, que son y han sido, ejemplo durante estos ya casi dos años, sin dejar de sonreir, de jugar y de crecer en muchos aspectos, aunque como no pueden gritar muy alto, no hayamos sido muy justos con ellos.

Los parques en su momento, la cabalgata estas Navidades… por irresponsabilidades de los adultos, les hemos cortado las alas.

Cierto es que muchas de estas cosas, imposible no pensarlo, no generan dinero, más bien son gastos. Tristemente esto lo hemos tenido presente.

Pero ellos nos han demostrado que educar no tiene porque ser prohibir, que las normas tienen que ser entendidas para respetarlas, y que trabajando en equipo, funciona mejor, sea presencialmente u online.

Esos años no volverán. Niños, adolescentes y jóvenes están en momentos de sus vidas donde los amigos y el juego o el ocio, son pilares indispensables de su desarrollo, de su salud, física y mental.

Dejémosles crecer, seguros, pero libres.

Enamorada de esta campaña de juegaterapia.

#enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuaidarnos

Los monstruos con los que convivimos

Son varias las sesiones que últimamente impartimos, desde el gabinete y enfermería, en cursos de Secundaria y Bachiller donde hablamos de emociones, pensamientos… de salud mental. Empezamos hace tiempo y las circunstancias o realidad que nos envuelve, lo ha acelerado todo. Cada vez es más necesario, como se comentada el pasado día de la Salud Mental, tratar esta parte de la salud que a veces por desconocimiento, otras por miedo o por vergüenza, se olvida, no se habla e incluso se esconde. Tenemos un gran reto: normalizarla, en el sentido de hacerla presente, con nombre y apellidos y hablar de ella. Porque existe.

Vivimos rodeados de «monstruos», unos nos hacen sentir mal y otros bien, como hemos querido plasmar en el corcho. No es que sean buenos o malos, son, están y lo que tenemos es que gestionarlos y aprender de y con ellos.

Utilizando los colores y la expresión facial de los monstruos intentamos plasmar como una misma palabra puede tener connotaciones negativas o positivas depende como las utilicemos. Unos monstruos nos dan miedo y otras personas son monstruos por grandes, geniales…

En la parte en blanco y negro, la dinámica realizada en Secundaria, de identificación de aquello que no nos hace sentir bien, para poder enfocarlo como una realidad a veces no agradable pero si necesaria, como cuando la ansiedad o el miedo nos avisa de peligros, nos hace estar alerta o cambiar nuestra manera de enfocar las cosas hasta el momento. Como explicaba David por ejemplo, una calavera, que relacionamos con miedo, muerte o tóxico, nos alerta en productos químicos de su peligrosidad y las precauciones que debemos tener a la hora de manejarlo.

Una segunda sesión se está realizando para ver como podemos enfrentarnos a ello. Coincidiendo con la idea de la segunda sesión que queremos hacer también en Bachiller, para intentar aprender algunas claves tanto para afrontarlo en primera persona como cuando se trata de un compañero/a quién lo está pasando mal.

A ver si poquito apoco trazamos un plan que nos incluya a todos/as, desde pequeños hasta mayores, como ocurre con otro hábitos saludables.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

La ansiedad y otras emociones

Llevábamos tiempo con ello en la cabeza y este año las circunstancias nos han dado el último empujón para ponernos a ello con los mayores de Secundaria y Bachiller. Porque las mochilas del cole a veces pesan y no son los libros…

La educación emocional sigue siendo una materia reservada para tutorías y trabajo personal, como ocurre con la salud. Propuesta como materia transversal pero sin un espacio curricular propio ni unos tiempos concretos.

Pese a lo vivido, parece que seguimos sin darnos cuenta de que, si no estamos bien, el resto no funciona…

L@s niñ@s y l@s adolescentes son dos grupos de edad que han ido sobrellevando estos últimos tiempos como mejor han podido y, aunque irresponsables los hay, como en todos los colectivos, son muchos los que han puesto de su parte para hacerlo bien, por ellos y por las personas cercanas.

A las dudas iniciales de principio de curso, se sumaron los nervios cuando las cosas se veían más cerca, en casa o en el cole y más si esto se solapaba con determinadas fechas importantes, académicamente hablando.

Durante el curso se han empezado y suspendido las actividades paraescolares, se han abierto y cerrado los lugares de ocio, ya sea bares, zonas deportivas, parques, playas… se han restringido más o menos la movilidad y las visitas o tiempos con las personas que queremos, familia y amigos… la rutina se ha hecho a veces demasiado rutinaria, sin un plan a la vista, un tiempo final o una recompensa a corto plazo… ha aumentado la distancia entre las personas, ha disminuido el contacto físico y nos hemos perdido muchas sonrisas, con estas mascarillas que nos dificultan solo el respirar…

Todo ello en unos años que ya de por sí la presión aumenta, sea externa, interna o un poco de todo… y cuando la olla la llenamos y empieza a pitar, si no bajamos el fuego, por algún sitio tiene que escapar…

Entender que esto es normal, que las emociones están ahí y nos hacen humanos. Que son necesarias, ni buenas ni malas, necesarias: a veces para pasar página, a veces para tomar impulso, para desahogarnos, para celebrar, para dar valor a las cosas… Lo importante es reconocerlas, darnos tiempo para vivirlas y aprender a gestionarlas.

#Aprenderaquerernos, conocernos y establecer unos límites saludables. Buscar ayuda si la necesitamos, sea en principio de personas cercanas o de profesionales si la cosa se complica, como haríamos en otras situaciones tan cotidianas como la fiebre.

#Aprenderacuidarnos por dentro y por fuera, a cuidar nuestra salud, a dedicarnos tiempo y convertirnos en nuestra prioridad. Construir nuestra red de apoyo: reservar tiempos para hacer lo que nos gusta y nos sienta bien con las personas que queremos. Si nuestro taburete tiene varias patas siempre será más fácil encontrar apoyo si una se rompe 🙂

@enfermeriaescolarespe

2º ESO se suma al programa de primeros auxilios

Este año, desde Educación Física de 2º ESO, se va completando la formación de los alumnos en Primeros Auxilios.

En las sesiones de expresión corporal, Alex ha decidido que la interpretación que realicen sirva para repasar las primeras actuaciones a tener en cuenta en caso de encontrarnos con una situación en la que nuestra ayuda puede ser crucial en los primeros momentos, ya sea activando la cadena de emergencia o incluso aportando un poquito más.

Así pues, les ha repartido a los alumnos, divididos en varios grupos, una seri de tarjetas con las indicaciones claves d ela parte que debían interpretar de estas situaciones:

  • PRIMEROS AUXILIOS: objetivos
  • ACTUACIÓN INICIAL: PAS (activar el sistema de emergencias)
  • PAS: SOCORRER (valoración primaria de signos vitales)
  • VICTIMA INCONSCIENTE; RESTO SIGNOS POSITIVOS: posición lateral de seguridad
  • VICTIMA INCONSCIENTE; RESTO SIGNOS NEGATIVOS: RCP
  • ATRAGANTAMIENTO: protocolo actuación

Aprovechando que son alumnos que ya durante 5º- 6º tuvieron sesiones sobre estos temas, con las cuatro claves que resumen la tarjeta, refrescan conceptos y son capaces de realizar un pequeño teatro a los compañeros, sobre el que podemos hacer pequeños matices y resaltar aquello más importante que deben tener claro y realizar correctamente para lograr un respuesta lo más rápida posible, minimizando y no haciendo mayor el daño.

La parte teatral la complementan con un trabajo teórico en esta segunda evaluación con el que terminan de fijar ideas.

De esta manera, vamos cerrando el círculo en el aprendizaje de los primeros auxilios ya que en Primaria verían al menos dos veces esta materia desde educación física y en secundaria también en el caso de los monitores que más adelante lo repasan de nuevo. Aún falta ver si podemos reforzar un poquito las etapas para que estos pequeños gestos que puedan salvar vidas casi se conviertan en espontáneos al haberlos trabajado desde tan pequeños 🙂

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

Un año de Pand…emia!

2020 que parecía iba a ser un año especial, finalmente lo ha conseguido: ha sido diferente… No especialmente para bien pero creo que podemos decir que algo hemos aprendido

Si la vida te da limones, pues eso, limonada! Un año duro para todos, triste para muchos, complicado para otros… nadie ha quedado totalmente al margen de esta situación que más cerca o lejos, nos ha tocado

Y como enfermera escolar, este era el del cumple10. Como en otras muchas cosas, aunque no hagamos grandes fiestas, si podemos y debemos celebrar y valorar estar aquí, ahora y haciendo algo nos gusta.

En las situaciones complicadas, conoces si cabe un poquito más a las personas que tienes cerca y con las que haces equipo, refuerzas algunos lazos y otros se sueltan, algunos caminos se cruzan y otros se sepran un poquito…

De este año, me quedo con la sinceridad, con la acogida en lo nuevo y la alegría de volver a lo conocido. Con las personas que estaban y están y las que han aparecido, llevados todos por las circunstancias e intentando encontrar nuestro sitio en momentos no siempre fáciles.

Me quedo con los equipos, las buenas palabras o los silencios que acompañan, los detalles, las sonrisas que se ven a través d e las mascarillas, el apoyo aunque sea respetando la distancia… Con el respeto hacia el trabajo de los otros, las críticas constructivas y todo aquello que busca sumar.

Me quedo con valorar la educación, los empleos esenciales y los primarios y a veces precarios. A todos y cada uno de los profesionales que no han podido parar y siguen sin hacerlo, por y para todos. Y también con aquellos que obligatoriamente han tenido que hacerlo y que intentan mantener el equilibrio en sus cuerdas flojas.

Me quedo con la salud: con quererla, con querernos, y valorarla, valorarnos. Con pensar por fín eso de la prevención, de la higiene y otras rutinas saludables. Con los cuidados y la responsabilidad social y comunitaria de todos para que esto funcione. Con la defensa de la enfermería escolar y la educación para la salud, aunque algunos sigan sin verlo.

Porque no perder también es ganar. A este virus y a los impedimentos que nos va poniendo en cada día. Ya queda un poquito menos pensaremos… bienvenido 2021!!

Congreso enfermería pediátrica Perú

Y en eso estábamos hace un par de semanas! Ventajas del on line que algunos hemos ido descubriendo durante estos meses raros: Participamos en un congreso en Perú de enfermería pediátrica!

Junto con una compañera enfermera, hemos tratado de dar a conocer nuestra profesión a compañeras de allí, que tambień reconocen la necesidad de esta figura en los centros escolares, más si cabe dadas las circunstancias que vivimos ahora.

Dividimos nuestras ponencias para complementarnos:

  • Historia de la enfermería escolar y situación en España. Y contar un poquito mi experiencia personal en el cole (tareas, rutinas, talleres, actividades…)
  • Y Saray concretó las funciones de la enfermería escolar y nos habló también de su experiencia, singular ya que ha sido en un centro público en la ciudad de Valencia

 

Toda una experiencia y oportunidad para presumir de profesión y de todas las aportaciones que podemos hacer con ella. Gracias por permitirnos formar parte de esto a SOCIPEP (Perú).

 

@enfemreriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

Probando la nueva normalidad

Y volvimos al cole! Pero solo unos pocos, como si fuera una prueba…

Al realizarse las pruebas de acceso a la Universidad en los centros escolares, se nos plantea el reto de que los alumnos vuelvan a estar en el centro, en las aulas… y esto nos sirve, como a otros centros las escuelas de verano, para poder empezar a poner en práctica las medidas que hasta ahora hemos seguido a nivel personal:

  • Mascarilla, cuando no se puede asegurar la distancia de 1,5m
  • Lavado de manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico si no es posible
  • Limpieza de zonas comunes, constante desinfección y cuidados
  • Material personal, no intercambiable dentro de lo posible
  • Espacios abiertos o, en su defecto, bien ventilados
  • Localización de los alumnos, para poder establecer trazabilidad, sea en el pequeño o gran grupo, en caso de darse algún caso
  • Control en entradas y salidas. En general en puntos donde pueden producirse aglomeraciones y contactos entre mucha gente

Se nos plantea un gran reto, a nivel educativo. Se nos plantea un ejercicio importante de responsabilidad y pensamiento social, de aprender que todo esto nos sirve para protegernos a nosotros y a los demás: porque tenemos cerca personas más vulnerables y no podemos pensar solo en nosotros mismos.

En esta prueba, me he dado cuenta de que no somo conscientes: cuando pido a algún alumno que se ponga la mascarilla y me dice «lo siento» le respondo: díselo a ellos. Los diferentes tipos de mascarillas, en su mayoría, son efectivas si las usamos todos, pues es la única manera de protegernos entre nosotros. La prevención, como en muchos casos, no es una cuestión individual sino global: cada uno podemos aportar nuestro granito de arena, todos cuentan y todos son necesarios para lograr resultados.

Sería tan bueno que esto nos hubiera servido para aprender algo…

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos

 

Derechos sexuales

La sexualidad deberíamos ser capaces de entenderla como una parte más del ser humano. Partiendo de esa explicación que de pequeños aprendemos de que los animales: nacen, crecen, se reproducen y mueren…

Es parte natural nuestra, desde pequeños. Parte de nuestra anatomía, nuestra fisiología, de nuestro desarrollo, de nuestras experiencias vitales, de nuestro placer y experimentación (sensaciones), de nuestro cuerpo y nuestra mente (entendiendo esta tanto ideas como sentimientos-emociones), de nuestra continuidad como especie…

Los niños pequeños sienten curiosidad sana, por su cuerpo y el de las demás personas, los parecidos y las diferencias, por sexo, edad,…miran, tocan, comparan,… y es la cultura, como conjunto de creencias e ideas, lo que pone freno a unas cosas u otras, según «como estén vistas»

Basados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, entre 1997 y 1999, se aprobó la Declaración de Derechos Sexuales, que recoge 11 premisas necesaria pasa garantizar nuestra salud sexual pudiendo llevar a cabo el desarrollo de nuestras sexualidad de manera plena y saludable:

  • Derecho a la libertad sexual
  • Derecho a la integridad , la seguridad y la autonomía sexual
  • Derecho a la privacidad sexual
  • Derecho a la equidad sexual
  • Derecho al placer sexual
  • Derecho a la expresión emocional de nuestra sexualidad
  • Derecho ala libre asociación sexual
  • Derecho a decidir sobre nuestra reproducción de manera libre y responsable
  • Derecho a información sexual de calidad
  • Derecho a una educación sexual integral
  • Derecho a la atención de nuestra salud sexual

Solo el hecho de conocer y trabajar estos derechos, puede suponer una toma de conciencia importante sobre el valor, la responsabilidad y la libertad que debemos disfrutar y tener ala hora de disfrutar nuestra sexualidad, siempre partiendo de los principios de igualdad y dignidad humana.

 

Cuando seamos capaces de respetar los derechos sexuales, de vivir nuestra sexualidad conforme a ellos, posiblemente desaparezcan o se minimicen muchas enfermedades, muchas dudas o comportamientos indeseados por «no preguntar», muchos complejos y comparaciones poco acertadas, que no nos aportan, que no nos dejan ser, que solo sirven para perder algo que, nace con nosotros y lo vamos a llevar «puesto» toda la vida.

@enfermeriaescolarespe #aprendiendoaquerernos #aprendiendoacuidarnos